Subscribe Now

* You will receive the latest news and updates on your favorite celebrities!

Trending News

Blog Post

En el centenario del nacimiento de Unamuno (1864-1936)
Seduït per Miguel de Unamuno

En el centenario del nacimiento de Unamuno (1864-1936) 

El pensador más genuinamente español, el agonizante buscador de la verdad, sin ser esta agonía desfallecimiento sino lucha; en Fuenterrabía descubrió el mar y en Salamanca la académica Castilla…… es D. Miguel de Unamuno. Así le describió Manuel Machado:  

      A un pueblo de arrieros

lechuzas y tahúres y logreros

dicta lecciones de caballería.

      Y el alma desalmada de su raza,

 que bajo el golpe de su férrea maza

 aún duerme, puede que despierte un día.  

………………………………………………………………

Su inquietud espiritual, reflejada en sus obras: quimérico empeño de españolizar  a Europa y creer que la magna aventura de España sólo se podría realizar quijotizándonos….

Quijotizando a la España tuerta y burriciega,….”Esa España inferior que ora y bosteza, vieja y tahúr, zaragatera y triste…”  Que viste exclusivamente la toga derechista del diecinueve o el mandil masónico del mismo siglo, la que vive todavía a costa de sus muertos, sus mártires y sus héroes, que se alimenta del jugo de glorias pasadas, que niega hoy a Unamuno lo mismo que niega a Ortega, a Alberti o a Marañón.

Son los españoles que separan y delimitan, los que condicionan españoles de valía universal a uno y a otro lado. Son los que quieren hacer una España con sólo Santas Teresas o con solo Servets, los que creen que España es un huerto con particiones hereditarias para cada facción.

Con sus rencillas, animado por la envidia y conducido por el odio, cada español a su bando. Cada bando con su muerto a cuestas. Como una procesión de glorias funerarias. No sabrán que los muertos son intraspasables y los hijos ideológicos los heredan. Nada del otro bando contiene nada positivo, los términos radicales se usan para defender las herencias intelectuales. A un lado, Unamuno, Baroja, Marañón, Ortega,… Al otro, Santa Teresa, San Juan de la Cruz, Maeztu, Menéndez Pelayo,……. De un lado los heterodoxos; de otro, los puros; de un lado la tradición, el orden y la paz; del otro la revolución, el desorden y las ideas anticristianas y antiespañolas.

La España cálida, la que es fruto de esta paradoja, no aparece por ninguna parte; los bandos son excluyentes porque empiezan por excluirse entre ellos mismos. Quizás porque los repudiantes,  los de la España vista de uno u otro lado, son en cada ocasión menos, su fanatismo es cada vez mayor, con esa raíz intransigente y falsa que suelen tener las rabiosas minorías.

He aquí una muestra de la España anacrónica, que nos atestaría las páginas de hazañas del Cid, los Reyes Católicos y Felipe II, que al parecer han sido los únicos de tal honor. Suponemos que borrarían de los libros de historia a la casi totalidad de la “Generación del 98”, a Carlos III, Esquilache, etc.

España, que aparenta ser la eterna paradoja en sus hombres y en sus obras, es patria de los Unamuno y de los Menéndez y Pelayo, de los Ortega y, salvando las distancias, de los Padre Ramírez; lo que no se puede hacer es eliminar de la misma historia a todo aquel que no tuvo la “suerte” de coincidir con nosotros.

La patria, en su sentido más amplio, que es el único que hoy puede concebirse, nos viene dada por un acontecer histórico y una voluntad de empresa común; viene dada y continua a través del presente. Lo que no se puede hacer es renegar del siglo XIX o quedarse con parte de él.

Si hablamos de Unamuno es porque su pensamiento es muy actual, su personalidad, muy  viva y auténtica, entre las que reflejan el modo de pensar y de ser de la juventud de hoy. Hasta en sus defectos, en sus debilidades nos pertenece Unamuno, incomprendido por su tiempo, destinado a ser comprendido en el futuro, plenamente por una generación joven que anhela rabiosamente una España más justa.

Roman Galimany Solé    Julio 1964

Deixa un comentari

Required fields are marked *